Entradas

Mostrando entradas de julio, 2015

El paseo lunar de Peka

Imagen
Una vez existió un nevus llamado Peka, del color de los nísperos y no más grande que una semilla de perejil. Vivía sobre la nariz de Timoteo, un muchachote de dieciséis años que pasaba más tiempo en la montaña que en la granja.
Al nacimiento de Peka la siguieron sus hermanas Taca, Chusca y Chic.
A Peka le encantaba su casa por la espectacular vista panorámica —de todos es sabido que una nariz pegada a una cabeza giratoria es la atalaya perfecta; de ahí, el dichopopular:
«Meter las narices en todas partes»
Una mañana, Peka despertó sintiéndose un poco rara. No estaba enferma, de eso estaba segura porque Timoteo la embadurnaba a diario con un superprotector solar. Sin embargo, sentía tal picazón que no pudo reprimir un bailoteo sobre la nariz.
—¿Se puede saber qué te pasa?— bostezó Taca. —Tal vez necesite ir al baño —se desperezó Chusca—. Los pellejosbailan así cuando necesitan desaguar. —Chusca, eres una peca de lo más vulgar —protestó Chic. —Merci beaucoup—canturreó la pícara peca—. Al co…