Entradas

El ensayo

Imagen
Mi aventura empezó la mañana que desperté con la dolorosa certeza de haber sobrepasado mi límite de dos pintas negras: «¡Me pesa hasta el alma!», pensé. ¿Quién iba a decir que la simpleza de esta frase podía conducirme ese día por la senda de la alquimia? Porque, seamos realistas, hasta hoy, nadie ha demostrado la existencia del alma; mucho se ha debatido —eso sí— a favor y en contra en los tres últimos siglos (antes, nada, so pena de tortura), sin embargo, no existe en todo el planeta una sola prueba empírica; por esa razón, yo, la doctora Cornelia Cornejuelo del Cortijo, voy a desvelar, por fin, el misterio de los misterios, y nada más sencillo que tratar de pesar el alma, pues si el alma tiene densidad, por fuerza, tendrá peso. Para ello, alquilé la tarde del 14 de enero 2017 un laboratorio a las afueras de Londres, ciudad en la que residía desde hacía tres lustros. Dado que soy una neurobióloga meticulosa, quise empezar por el principio, de manera que reproduje parte del viejo en…

Anglofilia

Imagen
Abres los ojos. Y, con manos temblorosas, alisas tu rala cabellera. De pronto, te percatas de que muchas de las palabras que emite la caja tonta te suenan a gaita resfriada. «Nunca vi televisión más boba», me dices. ¡Ya está!: tu querida lengua materna es pasto de los anglicismos. Entonces, te asalta un recuerdo de tu otra vida, aquella en la que exhortabas a los alumnos a descubrir vocablos nuevos... Regresas al lecho cabizbajo, convencido de que este disgusto dejará nueva mella en ti.
Dedicado a Don Antonio, maestro de escuela.

El pan de cada día

Imagen
Sabed, jóvenes, que en el mundo se hornean cuatro variedades de pan: el blando, el duro, el que da ganas de cagar y el que te reaprieta el ojete (como veis, la masa es simple; la tipología, en cambio, es harina de otro costal). Si observáis atentamente, veréis que al blando lo mismo lo santifican que se lo echan a los gorriones; que el duro es objeto de devota imitación; que con el tercero comulgan muchos antes de rebanarlo en la plaza; y el cuarto, ¡ay el cuarto!, con esas barras de pan, mejor no os crucéis. Así pues, queridos, cuando al mundo salgáis, estad ojo avizor, y nada más os digo, que de lo dicho ya estáis advertidos.

Lecturas para estas Navidades

Imagen
Para endulzar la Navidad, nada mejor que una buena lectura bajo una manta polar o disfrutando de un refrescante heladito triple, dependiendo de la latitud en la que os encontréis. En el enlace de los títulos podéis leer las reseñas de los lectores que ya han disfrutado de estos libros.



Categoría: adultos.


Fortuna de Mar, una novela para los apasionados de la novela histórica y las aventuras.

No os perdáis su book trailer.



Categoría jóvenes y adultos:


Calma blanca, una novela que habla de la amistad, el honor, el coraje.

Aquí os dejo el book trailer de esta apasionante novela.




Podéis visitar el blog Cuaderno de Bitácoras para conocer algo más sobre estas novelas de la mano de su autor.






Categoría: jóvenes y adultos.


Virutaes una novela corta repleta de aventuras y misterios.
Sus protagonistas navegan entre la esfera de los sueños y la espiral de la vida, con el pleno convencimiento de que, aunque pasado y presente estén unidos por cadenas, ellos son dueños del pincel que trazará su de…

Es música

Imagen
La música está en todas partes y, sin embargo, es despreciada por buena parte de la comunidad educativa porque no son matemáticas (que sí lo son) ni lengua (que sí lo es). ¿Acaso exista quien ignore que la música es ciencia y es arte? Es incuestionable que el sonido se rige por las leyes físicas de la acústica, que logra alterar la química del cerebro hasta prender la luz caleidoscópica de las emociones, que su influencia se extiende por todo el reino animal y vegetal, y que ni la materia inerte escapa a este influjo. Además de los beneficios inherentes a tal disciplina, existen una serie de beneficios colaterales: el más interesante, querido escéptico, es que entrena el oído; así es, en efecto, quienes poseen buen oído son capaces de hablar otros idiomas con fluidez. Y para rizar el rizo, os invito a reflexionar sobre la siguiente pregunta: ¿por qué muchas veces detenemos la lectura de un relato para releer un párrafo especialmente seductor? Esta es mi teoría: si las ideas son expresada…